HALITOSIS, QUÉ ES Y COMO COMBATIRLA

HALITOSIS, QUÉ ES Y COMO COMBATIRLA

El mal aliento es algo que no le gusta a nadie y al que siempre le acompaña el temor de que alguien no te diga que lo tienes. Cuando esta pesadilla se convierte en crónica se le conoce como halitosis. La halitosis, aunque terriblemente embarazosa, por suerte, no es una cadena perpetua y podemos paliarla y prevenirla. Veamos cómo podemos prevenirla y combatirla.

¿En qué consiste?

La halitosis o el mal aliento generalmente son causados ​​por la acumulación de bacterias que emiten gases nocivos como subproducto de su ciclo de vida. Todos nosotros sufrimos en mayor o menor medida el mal aliento, y el caso más común es el “aliento matutino”, o la sensación después de despertarse cuando las bacterias han tenido toda la noche para desarrollarse. Por lo general, usar hilo dental, cepillarse los dientes y enjuagarse con enjuague bucal puede eliminar la mayor parte del mal aliento de la mañana.

Sin embargo, a veces el mal aliento no se elimina tan fácilmente y, en casos como ese, es necesario examinar otros factores. A veces, los problemas dentales pueden causar mal aliento, como enfermedad de las encías, caries o empastes agrietados. El reflujo ácido y la xerostomía o la boca seca también pueden causar mal aliento. Si tenemos una higiene bucal óptima y padecemos de halitosis, lo mejor será acudir a nuestro dentista de para ver si un medicamento o la aparición de una enfermedad están causando el problema. Localizar la causa es un paso importante para eliminar futuros síntomas de mal aliento.

¿Qué podemos hacer si padecemos halitosis?

Sufrir de halitosis puede ser desalentador, pero tenemos varias cosas que podemos hacer en casa para disminuir o incluso prevenir los síntomas.

Higiene bucal adecuada

El primer paso para aliviar el mal aliento es usar hilo dental 1-2 veces al día, cepillarse los dientes 2-3 veces al día y enjuagarse con un enjuague bucal dos veces al día. Si no está siguiendo estas medidas, entonces estos malos hábitos ciertamente están contribuyendo a su mal aliento.

Usar un raspador de lengua

Además de los buenos hábitos de higiene bucal, un raspador de lengua, aparte de  eliminar las bacterias, ayuda a tener un aliento más fresco.

Mantenerse hidratado

Al igual que la xerostomía o la boca seca, la deshidratación crónica puede provocar mal aliento. Tenemos que ingerir la cantidad de agua apropiada a nuestro peso y edad para mantener alta la producción de saliva y reducir la posibilidad de que el exceso de bacterias crezca en nuestras bocas.

Evitar fumar y el alcohol

Tanto fumar como el consumo de alcohol deshidratan la boca y, como dijimos un poco más arriba, la xerostomía puede provocar mal aliento.

Fomenta la respiración por la nariz

La respiración bucal excesiva, especialmente durante la noche, puede estimular la producción de bacterias en la boca.

Reducir consumo de lácteos

Se ha demostrado que los productos lácteos contribuyen a la halitosis. Si tenemos problemas, es hora de eliminar los lácteos de nuestra dieta hasta que el mal aliento esté controlado.

Disminuir alimentos picantes

Al igual que los productos lácteos, los alimentos picantes pueden contribuir al mal aliento. Por supuesto, no podemos olvidar otros alimentos que fomentan el mal aliento: el ajo y la cebolla.

Comer frutas y verduras

Se ha demostrado que las frutas y verduras fibrosas ayudan a limpiar los dientes y eliminar las bacterias.

Acudir a nuestro dentista

Si bien, un buen cuidado bucal y cambios de comportamiento / dietéticos pueden estar detrás de la mayoría de los síntomas del mal aliento, hay momentos en los que es necesario buscar más atención. Por supuesto, los chequeos regulares y las visitas a su dentista son el primer paso, y las limpiezas pueden ayudar a reducir los factores que conducen a la halitosis. Si tiene la boca seca crónica (xerostomía), llagas en la boca o problemas para masticar o tragar, deberemos programar una cita con nuestro dentista. Por medio de una simple radiografía, el dentista puede examinarnos las encías y boca para ver si los problemas de mal aliento son más graves. Es importante acudir a nuestro médico, ya que en la mayoría de los casos que se tratan a tiempo, la halitosis suele ser fácil de curar.

Programe una consulta en centro médico arboleda o llame al 91 633 96 14

 

 

Abrir chat
1
¿En qué podemos ayudarte?
¿En qué podemos ayudarte? Cualquier consulta no dudes en escribirnos, ponemos a tu disposición una forma sencilla y rápida de contactar con nosotros